restaurant_brasserie Created with Sketch.

Restaurante

Sabemos que la caja registradora es un elemento esencial para tu restaurante. Por eso, el software TPV L'Addition ha sido concebido para facilitar la gestión de tu restaurante y hacerte ganar tiempo. Los restaurantes requieren un software simple e intuitivo que facilite la comunicación entre la sala y la cocina. Nuestro sistema funciona creando una red Wi-fi local e independiente para que no vuelvas a tener problemas de conexión durante tus servicios.

Gracias a nuestra solución L'Addition, podrás controlar todo lo que pasa en tu establecimiento desde cualquier lugar. Desde nuestro Back Office, podrás supervisar el rendimiento de tus camareros, el stock disponible o la contabilidad. Nuestro soporte técnico está a tu disposición para responder a todas tus preguntas.

5 cosas a tener en cuenta antes de abrir un restaurante

1. Necesitas un plan de negocios

El porcentaje de fracasos de nuevos restaurantes es muy elevado: el 60 % cierra sus puertas en un período de tres años. Para evitar formar parte de este porcentaje, es primordial establecer un plan de negocios.

Dicho plan tendrá que responder a las siguientes preguntas:

  • - ¿Qué tipo de cocina vas a preparar? ¿Por qué podría gustarle a los clientes?
  • - ¿Cuál será tu estrategia de comunicación para atraer clientes?
  • - ¿Dónde y quiénes serán tus proveedores? ¿Y a qué precio?
  • - ¿Cómo medirás tu éxito?

Cada restaurante es diferente, pero estas cuatro preguntas constituirán la base de cualquier plan de negocios exitoso.

2. Debes encontrar el local ideal

Si hay algo en lo que no te puedes equivocar bajo ningún concepto, es en la ubicación de tu local. Una mala ubicación impedirá que te puedas desarrollar incluso antes de haber comenzado, por lo que es esencial realizar una búsqueda meticulosa. Para poder elegir la ubicación adecuada, no basta con entender los factores clave, como la influencia de la zona o su reputación. También hay que comprender las costumbres y comportamientos de los posibles clientes. Tu restaurante debe fundirse rápidamente con el paisaje y convertirse en un lugar de paso diario y semanal para tus clientes.

3. Necesitas dinero, mucho dinero

Una de las principales razones del fracaso de las empresas es no tener en cuenta las necesidades en cuanto al fondo de operaciones. Todo el mundo conoce la expresión ‘’se necesita dinero para ganar dinero’’. Necesitarás capital para el alquiler comercial, el personal y los equipamientos (y solo estamos mencionando los gastos principales, pero puedes añadir también los gastos variables: electricidad, mercancía, gas, etc.). Y cuanto más te expandas, más aumentarán tus gastos, así que asegúrate de haber estudiado tus necesidades en cuanto a capital se refiere y crea un estado de flujo de efectivo detallado al menos para los seis próximos meses (pero de preferencia para los dos próximos años).

Hoy más que nunca, los bancos son muy exigentes con respecto a los criterios para la concesión de préstamos, por lo que hay que considerar alternativas al préstamo bancario, incluido renunciar a una parte de tu restaurante recurriendo a un socio. También existen empresas de leasing (arrendamiento financiero), que serán una buena alternativa a los préstamos bancarios tradicionales.

4. Intenta gestionar con antelación los asuntos jurídicos

Los primeros meses de funcionamiento de tu restaurante van a pasar a una velocidad surrealista y vas a ser tanto jefe de cocina como contable (¡y a veces personal de limpieza!). Por lo tanto, antes del lanzamiento de tu establecimiento, intenta deshacerte del máximo número posible de tareas, especialmente de las jurídicas.

Es muy fácil realizar, por ejemplo, el registro del nombre de tu restaurante o elegir una estructura jurídica y legal adecuada. Por desgracia, equivocarse al principio con estas formalidades administrativas puede tener repercusiones a largo plazo, por lo que hay que considerar el conjunto de ventajas e inconvenientes de cada estructura jurídica. Una buena estructura jurídica puede minimizar los riesgos financieros en caso de que las cosas salgan mal. No eludas estos aspectos durante la creación de tu restaurante.

5. Los impuestos

Se dice que en la vida no hay nada seguro, salvo la muerte y los impuestos. De momento, ¡vamos a interesarnos por los impuestos! Una vez que hayas elegido tu estructura jurídica, tendrás que elegir tu régimen fiscal. Cuando sepas cómo pagar tus impuestos, tendrás que averiguar cómo pagar lo menos posible. Será tu contable o asesor jurídico quien te ayudará a optimizar al máximo tu plan fiscal.

Un buen plan de negocios, muchas ganas de comenzar y una buena anticipación serán claves para no formar parte del 60 % de empresas que cierran al año. Asegúrate de conseguir los mejores socios y el éxito estará asegurado.

¿Más Información?